50 años sin Coco Chanel

"La moda pasa, el estilo permanece"

Gabrielle Chanel, o más conocida como Coco Chanel, fue una de las diseñadoras más reconocidas históricamente. Tras medio siglo de su fallecimiento seguimos bajo la influencia de esta dinastía de trajes tweed, little black dress y perlas que ella misma impuso. 

Celebramos el 50 aniversario de su fallecimiento con nostalgia, pero sin tristeza, agradecidos de haber tenido una gran pionera que revolucionó el mundo de la moda y empujó el empoderamiento de las mujeres en sus diseños. Coco siempre creyó en la mujer y en su capacidad de tomar decisiones, es por eso por lo que intentaba plasmarlo en cada uno de sus diseños; utilizando el tweed, material usado generalmente para prendas de hombre o también imponiendo el traje.

Empezó a coser desde una muy temprana edad en el orfanato en el que se crio, pero no fue hasta 1910 cuando abrió su primera tienda de sombreros en Rue Cambon 21, Paris. Tras su apertura y el innegable éxito de sus diseños comenzó a abrir sus siguientes boutiques. Pronto estalló la segunda guerra mundial y cerro todas sus tiendas exceptuando la que se ubicaba en el numero 31 de Rue Cambon. Muchos afirman que ella se mantuvo innovadora tras esta desastrosa situación.

 

Tras muchos años de influencia, éxito e inspiración, tristemente, el 10 de Enero de 1971 falleció en la habitación del Hotel Ritz Paris donde vivió durante 30 años. E incluso ante tal situación nos dio una lección pronunciando sus últimas palabras “Que mi leyenda siga su camino, le deseo larga y buena vida”. Y no se equivocó, puesto que 50 años después seguimos rindiendo homenaje a aquella maravillosa mujer que consiguió revolucionar la moda para las mujeres. 

 

ritzzzzzzzzzzzzzzz

Nos dejo un legado inmortal que a día de hoy sigue en pie, creó una dinastía color negro que como ella le contaba a Monrad  “Así pues, impuse el negro, y todavía reina, ya que lo echa todo por tierra”. Nos enseño la importancia de las perlas y los complementos, trajo los polos de rayas marineras, los zapatos bicolores, cinturones de cadenas y muchos trajes de tweed. Pero más que eso; nos enseñó la elegancia, su forma de vivir, sus frases inspiradoras y lecciones que seguramente todos hayamos escuchado en cualquier lugar, ya que siempre va a estar ahí, vayas donde vayas. Ella nos enseño la sencillez ruinosa, la búsqueda de lo que pasaba desapercibido, el lujo silencioso. 

 

All credits for Little Book of Chanel and Inside Chanel.

ADRIANA BARBADO

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *