Cómo sobrevivir a las rebajas

El 7 de enero se dio comienzo a las rebajas de invierno.  

No nos bastaba con todos los regalos y gastos de la Navidad, que a la primera de cambio ya están todas las webs saturadas de gente comprando prendas que si valían 30 €, ahora cuestan 25… 

¡Y luego nos hablan de la cuesta de enero!

Desde el equipo de About Models, queremos transmitiros nuestro apoyo, ya que no es que lo estemos pasando muy bien en estos momentos. Hasta que no encuentras lo que te gusta, a por lo menos la mitad de precio, no aparece ni una pizca de satisfacción.

Así que bueno, si sois de las que se atreven a introducirse en esta “guerra” de las rebajas post navideñas, aquí os dejo unos pequeños consejos para no morir en el intento: 

1. Pruébatelo antes de las rebajas, y cómpratelo por internet cuando empiecen

También está la opción de comprarlo directamente online, pero si eres de las que necesitan probárselo antes, esta es tu solución.

De esta manera, te ahorrarás todo el tiempo de cola tanto en el vestuario para probártelo como en la caja para pagar.

Personalmente he de decir, que muchas de las veces que recurro a esta opción, no rebajan lo que quiero. Que cosas…

2. Cuidado con las prendas de nueva colección

Cuando vayas de tiendas, van a estar ahí, bien colocaditas y resplandecientes. Te van a llamar, desde luego mucho más que la ropa rebajada que acaba por ahí tirada.

Si ocurre esto, tienes que ser fuerte. No te dejes llevar por la nueva colección. Recuerda a qué has venido y cuál es tu objetivo.

3. Una pequeña trampa salvadora

Vas ajustada de tiempo y solo ves colas y colas de gente con mil camisetas y doscientos pantalones para probarse. Pero tienes en tus manos ese vestido tan bonito del que solo queda una talla, y que sabes que en cuanto te descuides, desaparecerá.

Tienes que probártelo, pero ¿cómo?: Siempre podrás intentar colarte en los vestuarios diciendo que es para una amiga que te había pedido una talla menos.

4. Jamás trates de “dar una vuelta a ver qué veo”

Cariño, son rebajas. Solo vas a ver gente y más gente, y de por medio ropa que nadie quiere en el suelo. 

A no ser que te guste ponerte de los nervios a niveles extremos o acabar a bolsazos con alguna señora, yo te recomendaría ir a pasear por el parque.

5. No caigas en la tentación del chollo

Seguro que todas tenemos en el armario una camiseta que costaba 5 € y que nunca nos hemos puesto, pero como valía tan poco, no podíamos dejarla ahí.

Hay que tener mucho cuidado. Si no te lo vas a poner, por barato que sea, no lo compres.

Ahora que ya os he instruido bien, solo me queda desearos suerte

ALL CREDITS FOR THE APP WE HEART IT

GEMMA ESPINOSA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *