Tres días en Oporto.

Hace unos días tuve la suerte de visitar la ciudad de Oporto (Portugal) por tercera vez. Me gustó tanto que hemos decidido dejaros aquí alguna recomendación y una lista de los lugares a los que fuimos durante los tres días que duró la visita.

Día 1.

Decidimos alojarnos en el Hostal Coosy, una casa rehabilitada y situada en el número 539 de la calle Rúa da Alegría.

Tras dejar las maletas visitamos la Praça da Batalha. Se trata de una plaza muy concurrida y repleta de restaurantes y cafeterías en cuyo centro se encuentra la estatua del Rey Pedro V.

Al atardecer nos recomendaron visitar el Puente Don Luis I, que se encuentra sobre el Río Duero y une Oporto con Vila Nova de Gaia. Las vistas desde allí son impresionantes y os recomiendo visitarlo al atardecer. Existen dos formas de cruzarlo: la primera es por arriba, por donde también pasa el metro, y llegas a un mirador que se encuentra al lado del teleférico de Vila Nova de Gaia. Otra forma de llegar al otro lado es cruzar el puente por debajo, desde la Avenida de Gustavo Eiffel y llegando a Vila Nova de Gaia.

A la hora de cenar caminamos por la zona de la Ribeira, considerada patrimonio de la humanidad y probablemente el barrio más turístico de la ciudad. Allí encontrarás muchas terrazas y restaurantes que ofrecen platos típicos portugueses. Después de mirar las cartas de varios sitios decidimos cenar en el restaurante Beef and Wine. Os lo recomiendo muchísimo! Ya no solo por su exquisita comida, sino por la ubicación en el que se encontraba y la decoración del restaurante.

Para el primer día, elegí un  pichi y un jersey negr de Zara; unas botas  con plataforma y un bolso de Purificación García.

Día 2.

El segundo día empezó con la visita a la plaza más importante de la ciudad: la Plaza de la Libertad. Comunica la parte más antigua de la ciudad con la más  moderna.

¡Si como yo eres amante de la famosísima revista Vogue, no puedes perderte el Vogue Café!. Está situado en la Rúa de Avis número  10 y conecta con el Hotel Infante Sagres, un lujoso hotel digno de ser el escenario de una película. Sirven tanto cafés, como  cócteles o platos ligeros

Otro local que no puedes perderte es el Miss Pavlova. Está situado en la Rúa do Almada número 13 y es el lugar perfecto para tomar el brunch. Además, este lugar cuenta con una zona de tienda en la que podrás encontrar productos de todo tipo: ropa, libros, postales, objetos de decoración, etc.

¡Para comer no existe mejor restaurante que Cantina 32! Este famoso local se encuentra en la Rúa das Flores, número 32. Si en las fotos tiene una pinta estupenda, no os podéis imaginar lo rico que está todo!.

Después de comer visitamos la Capilla de las Almas, situada en la Rúa de Santa Catarina, y es una de las capillas más famosas de la ciudad.

No podéis iros de la ciudad sin visitar la calle más bonita y más trendy de todo Oporto: Rúa das Flores. Esta calle peatonal tiene muchísimos restaurantes, tiendas y edificios históricos.

Como podéis observar en las fotos, el look del segundo día era un traje de cudros Vichy y unas deportivas de Zara

Día 3.

El tercer y último día fue el más especial por la visita a la Librería Lello. Ubicada en la Rúa de las Carmelitas número 144, es, sin lugar a dudas, una de las librerías más bonitas del mundo. Además, motivo por el cual la visita fue tan especial, inspiró a la escritora británica J. K. Rowling mientras comenzaba a escribir “Harry Potter”.

Antes de ponerte en cola tienes que comprar la entrada, que cuesta 5€, que te serán descontados si compras un libro dentro de la librería.

Mi última recomendación es que os perdáis por los miles de rincones de la ciudad, ya que hay algunos que son increíbles.

Por último os dejo el look del último día: unos pantalones  Slouchy metalizados de Zara y una sudadera con mangas abullonadas de PULL&BEAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *