ANNA SUI SPRING/SUMMER 2019

Como cada año Nueva York ha acogido a grandes diseñadores en su semana de la moda.  Este evento es considerado el más importante dentro de la industria de la moda, este año comenzó el día 6 de septiembre y nos hizo disfrutar de todas las tendencias e innovaciones en la moda durante nueve magníficos días. 

Esta temporada la diseñadora estadounidense Anna Sui que desfiló su colección el 10 septiembre, ha tenido como fuente de inspiración el encanto de los bazares. En concreto se ha inspirado en la película Kismet de 1955, en la que se puede observar con todo lujo de detalles que es adentrarse dentro de un bazar, sus olores especiados, ricos colores y tejidos y una abrumadora multitud de clientes.

Todos estos detalles los ha querido reflejar a través de un escenario improvisado que simulaba un gran bazar instalado en mitad de la pasarela, en el que a medida que iban saliendo las modelos a desfilar podíamos ver como otras modelos se paseaban entre el bazar observando los objetos que estaban instalados en él. En definitiva, una puesta en escena espectacular que nos desplazaba a los grandes bazares del mundo con solo observar el decorado de dicha pasarela.

En los diseños presentados por la diseñadora podemos encontrar estilos únicos, ya que ha querido diferenciar entre la gente nativa que trabaja en el bazar representando estos diseños con tejidos, colores y cortes más orientales y los turistas que acuden a dicho bazar con camisas western, chalecos con bolsillos de plastón, vestidos con estampados hawaianos, bordados, estampados florales y brocados.

Ha empleado infinidad de siluetas desde fluidas hasta ajustadas, las larguras que más ha usado en sus diseños han sido la midi y la maxi; en alguna ocasión podemos apreciar en menor medida una largura mini. Los escotes empleados son discretos los más usados han sido el escote en pico y el caja, también aparecen el diana, el barco y el corazón.

La paleta de colores es muy oriental y los looks de esta colección cuentan con una gran riqueza de colores, en ella encontramos colores muy brillantes como el rojo, el azul turquesa, rosa claro, verde aguamarina, amarillo mostaza, lila, colores terracota, tonos pastel y negro. 

La riqueza de telas transporta al espectador al interior de estos bazares orientales, debido a que los diseños se han realizado con numerosas calidades y han jugado con el layering creando combinaciones impactantes. Estos tejidos son las gasas, lentejuelas, raso, seda, brocados, lame y punto. En referencia a los accesorios, la diseñadora ha empleado numerosos collares y pendientes de piedras preciosas y dorados, gafas de sol maxi, bolsos, riñoneras y bandoleras.

El maquillaje que llevan las modelos en algunas ocasiones es neutro y en el se acentúan los labios con un poco de gloss y a otras modelos se les ha maquillado las sienes y los párpados de color naranja y se les ha dado un colorete coral que ha hecho un contraste espectacular. El cabello lo llevan suelto o con un tupé, las modelos que lucen diseños que representan a los turistas llevan gorros de lluvia y las que representan a las vendedoras del bazar lucen turbantes que nos transportan a los años 20.

CREDITOS: VOGUE, PATTERN Y FASHION NETWORK

AURORA TEJADA CORDÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *