#TheFerragnez : Todo sobre la boda del año

Resulta difícil declararla boda del año tras el enlace de Meghan Markle y el Príncipe Harry, pero en un mundo donde las redes arrasan, y siendo una de las parejas más famosas de Instagram, creemos que lo han conseguido.

Pero vamos a empezar desde el principio. Nos remontamos al 2016, cuando Chiara y Fedez se conocieron, y el flechazo fue mutuo. Una historia de amor que hemos podido seguir todos gracias a Instagram.

Tras 6 meses juntos, nos adentramos en uno de los días más especiales de sus vidas. El 7 de mayo de 2017, día en que se celebraba el 30 cumpleaños de Chiara, y día además en que Fedez se declaró durante un concierto en el Arena de Verona ante más de diez mil personas, a través de la emotiva canción Favorisca i sentimenti. 

 

A finales de 2017, un año que para Chiara ha sido de los más grandes, la pareja anuncia a los 5 meses de embarazo, que van a tener un bebé: Leo. Y esto lo hacen a través de una foto donde son coronados como mamá y papá. De esta forma, se dejó bastante de lado el tema de la boda, y todos estuvimos atentos al embarazo de Chiara foto a  foto, desde ecografías hasta preparativos para la llegada del futuro miembro de la familia.

El 19 de marzo de 2018 nace Leo en el Cedars-Sinai Hospital de Los Ángeles. Y desde el primer día hemos podido disfrutar del pequeño gracias a las redes. 

 

Entonces llega el verano, y volvemos a hablar de la boda tras la despedida de soltera de Chiara

Nuestra italiana preferida pasó una semana entera en Ibiza rodeada de sus mejores amigos, así como sus hermanas, bajo el hashtag #ChiaratakesIbiza bordado en chaquetas y bañadores.

 

Pero no le bastó con una semana, que decidió pasar todo el mes previo a la boda en la isla balear junto a su familia.

Chiara y Fedez pidieron a sus fans sugerencias por Instagram para que los invitados realizasen una donación en sustitución a los regalos.

Se va acercando la boda, una boda a lo grande. Una boda inolvidable que marcase de verdad. Para ello, Chiara habló con el coordinador de eventos para que la celebración fuese la ‘Coachella italiana’. De este modo, sería como estar en su festival favorito, al cual este año no pudo asistir por el nacimiento de Leo. 

La pareja creó la etiqueta ‘The Ferragnez’ y se aferraron a ella, tanto en las exclusivas invitaciones, como en el avión personalizado del que pudieron disfrutar algunos de sus invitados, que llegaron a Noto el día previo a la ceremonia.

Sí, a pesar de que se muevan en aires muy cosmopolitanos, la boda tuvo lugar en el pequeño municipio siciliano de Noto, del cual procede la madre de la novia y su familia.

Por las calles de ese mismo pueblecito podían verse paseando a unas versiones ‘más blanditas’ de Chiara y Fedez a pocos días de la celebración.

La noche previa a la boda podríamos decir que fue como un entrante para lo que nos esperaba al día siguiente.

Realizaron una gran y lujosa cena junto a todos los invitados, además de emotiva.

Chiara lució un precioso vestido customizado de Prada.

Llega el día, sábado 1 de septiembre. La cita tuvo lugar por la tarde en una Villa llamada Dimora delle Balze.

Se trataba de una ceremonia civil, en la que las damas de honor (Michela Gombacci, Veronica Ferraro, Pardis Zarei, Martina Maccherone, Francesca Ferragni y Valentina Ferragni) lucieron un precioso vestido rosa, color preferido de la novia, de la diseñadora italiana Alberta Ferretti.

A pesar de ser embajadora de Pronovias, Chiara decidió que el vestido de sus sueños fuese de Dior, diseñado exclusivamente para ella por la misma Maria Grazia Chiuri, la cual tuvo su sitio en la ceremonia.

Ya había comentado querer vestir como Grace Kelly el día de su boda, y acertó a la perfección.

Pudo adquirir la elegancia de la princesa de Mónaco, con un vestido increíble. Ferragni subió al altar del brazo de su padre, Marco Ferragni, y más tarde se sumó el pequeño Leo en brazos de su abuela Marina Diguardo. 

Pero como ya hemos dicho, esta es una boda a lo grande, y por ello a la diva italiana no le bastaba con un único vestido. Seguido del primero lució uno más, también de Dior, bordado con fragmentos de la canción que Fedez le cantó el día que se propuso, además de todos los símbolos que les identifica a los Ferragnez.

Y además, cómo no, todavía nos sorprendió con un tercer vestido. Una versión mini del segundo, para poder continuar la fiesta con mayor ligereza.

El deseo de Chiara de conseguir la ‘Coachella italiana’ se había conseguido totalmente. Dimora delle Balze se convirtió en un auténtico parque de atracciones lleno de luces, color y música. Y por supuesto, los invitados pudieron disfrutar de la actuación del rapero en directo.

Como era de esperar, todo estaba firmado por #TheFerragnez : zapatillas, tazas…

Un día inolvidable, tanto para los novios como para los invitados, del que todos hubiésemos deseado formar parte… Aunque se podría decir que hemos disfrutado de un pellizquito gracias a Instagram.

ALL CREDITS FOR INSTAGRAM

GEMMA ESPINOSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *