Las flores de Valentino.

Valentino nos ha regalado más de cuarenta años de diseño de trajes de noche sublimes. Que han lucido en los eventos más importantes, personajes que van desde Jackie Onassis o Audrey Hepburn a Jennifer Lopez . El rojo es su color favorito, y hay un tono (el rojo Valentino) que es la firma de la casa.

 Esta colección esta inspirada no solo por un tema, tal y como acostumbran a hacer otras marcas, si no por varios. Todos ellos temas italianos como el Renacimiento, el cine de Visconti y el de Pasolini, así como el Settecento.

Y todo ello junto a la figura de María Callas cuya voz acompaño la pasarela de principio a fin.

Su desfile fue opulento .

Hubo vestidos de aires románticos y capas. La capa es una de las prendas distintiva de la marca, que Piccioli ha decidido reinventar y ajustar a la mujer actual. Parece que están de moda ya que las hemos podido ver en varios desfiles a lo largo de la Fashion Week. 

Quizá la prenda más espectacular del desfile es  una capa de lentejuelas esmeralda.

Junto con el vestido rosa, largo, de plumas, y con los hombros descubiertos , que lució Kaia Gerber , sin más accesorios. Y con la melena cardada.

Por otro lado, el look de la noche fue un vestido de aires versallescos en color calabaza, que lució la modelo Adut Akech, australiana de origen sudanés de 18 años.

El romanticismo es una de las mayores influencias de la firma italiana, que para este año nos propone vestidos de cuello alto, escote en pico, palabra de honor, en forma de corazón, escote cruzado, y halter . Con muchos estampados en rojo.

Los vestidos drapeados y con transparencias son otro elemento característico de la esta colección. Pero también hemos podido ver pantalones, abrigos, faldas y blusas.

También se puede apreciar en la colección el uso de volantes, brocados , metalizados en dorado , y estampados en abundancia.
Las modelos llevaron cardados voluminosos y tocados florales , en el que ha sido un desfile marcado por las flores, tanto en las prenda como en los accesorios.
Valentino vuelve a sorprender resaltando la silueta, realzando la feminidad de la mujer, empleando colores vivos y tejidos lujosos. Con un alto nivel de calidad y acabado.

Valentino ha usado colores habituales de la casa como el rojo,el dorado y el marrón. 

Pero no se ha quedado ahí y ha empleado una paleta de colores ecléctica, en la que predominaron el verde, el rosa, el negro y distintos matices de azul. 

Los estampados detallados de flores con toques dorados y lujosos toman nueva forma convirtiéndose en vestidos.  

Colores y tonos vivos que se combinan con tejidos finos y semitransparentes.

El terciopelo, un material muy sofisticado se reinterpreta en vestidos largos. Así como el satén y el tul. 

Y aunque  en menor medida los brillos, la pedrería y los tonos metalizados no han faltado  en los diseño

Los vestidos largos y refinados evocan la belleza del Renacimiento y del cine en el que se ha inspirado el diseñador.

 

Pierpaolo Piccioli, diseñador de la firma italiana, triunfa en la Fashion Week de París con su colección Otoño-Inierno 2018/2019-

@anacastrofranco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *